Espiando a su hijastra en el baño

El problema de divorciarse y volver a casarse con otra mujer es que ésta tenga una hija de veinte años con un cuerpo 10 y siga viviendo en casa. Y digo problema porque si estás con la madre no puedes montártelo con la hija y viceversa. Es exactamente lo que le pasaba a este tío, no podía evitarlo, pero pensaba en su hijastra incluso cuando estaba en la cama con su mujer. Un día decidió echarle huevos y probar suerte, así que se tomó el día libre en el trabajo y mientras su mujer estaba en el gimnasio empezó a espiar a la hija de su mujer mientras estaba en el baño, aprovechando que no sabía que había nadie en casa y se estaba duchando con la puerta del baño abierta. De repente ella empezó a tocarse frente al espejo y mientras él hacía lo propio sin querer dio un golpe en la puerta. Ella se tapó enseguida y él, tras disculparse, le confesó su secreta obsesión por ella. La chica, excitada por la situación -y el dedo que se estaba haciendo- empieza a ponerse juguetona frente a él, así que el tío, aún sabiendo que no estaba bien, no pudo evitar caer en la tentación de follarse a su hijastra. Ahora tenían un sucio secreto que compartir.

Leave a Reply

*